fbpx

MAC Info Junio

Con el inicio del mes de junio se espera una continuidad de heladas intensas y generalizadas. La zona núcleo está bajo un manto de nubes que disminuye la sensación de frío; la lluvia llegaría a mitad de junio.
 
El ambiente frío sigue instalado en todo el país. Las condiciones térmicas más rigurosas y las heladas más intensas quedaron restringidas al sur de las provincias de Buenos Aires y La Pampa.

Sobre la zona central del país, especialmente Santiago del Estero, Córdoba, San Luis y parte de La Pampa, las lluvias durante el período del invierno suelen ser prácticamente nulas. Mientras tanto, zonas como la región patagónica, comienzan a observar un aumento progresivo de las mismas.
 
Pero el resto del país muestra una tendencia negativa respecto a los niveles de lluvia. Tanto la franja central como el sector norte Argentina sigue mostrando condiciones de precipitaciones inferiores a los promedios, con el núcleo más marcado sobre la región del NEA. También se desataca la situación para la región cordillerana de Cuyo, que podría volver a tener un junio con nevadas inferiores a los niveles medios.
MAC
En Chicago el precio del cereal perdió US$ 25,72 y quedó en US$399,59; tras el fracaso de la Unión Europea, ahora Turquía negocia la apertura de corredores seguros para los buques; persisten muchas trabas para que el objetivo se cumpla.
 
El valor del trigo cayó hoy un 6% en la Bolsa de Chicago en medio de una ola de venta de contratos por parte de los grandes fondos de inversión especuladores ante las negociaciones que ahora busca liderar Turquía para sacar de Ucrania los granos que quedaron retenidos desde el inicio de la invasión rusa, el 24 de febrero pasado, cuando se paralizó la actividad de todas las terminales portuarias ucranianas sobre los mares de Azov y Negro. Cálculos privados dimensionan el volumen varado en torno de los 20 millones de toneladas, con el trigo y el maíz como los productos con mayor participación en ese stock que no pudo llegar al norte de África, a Medio Oriente y al sudeste asiático, donde están los principales compradores de Ucrania.

Al cierre de la rueda, las pizarras del mercado estadounidense reflejaron bajas de US$ 25,72 y de 25,26 sobre los contratos julio y septiembre del trigo, cuyos ajustes resultaron de 399,59 y de 403,26 dólares por tonelada. Pese a la caída, el nivel actual del valor del grano fino sigue entre los más altos históricos. Como referencia, un año atrás los contratos antes citados se cotizaban a 243,80 y a 245,17 dólares por tonelada, respectivamente.
Siembra
La fertilización en trigo es clave no solo para el aumento de los rendimientos, sino también para mejorar su calidad industrial y comercial. Es el cultivo extensivo más indicativo de las deficiencias de fertilidad de los suelos y del que se posee más tradición y experiencia sobre el tema.

En cuanto al fósforo, si bien existen áreas suelos deficientes, hay otros con altos niveles, por eso es aconsejable hacer extensivo el análisis del suelo para este nutriente en toda la región.

La aplicación del fertilizante fosfatado debe hacerse antes de la siembra aplicándolo con rastra de discos; o aplicado en el momento de la siembra en banda, ubicándolo por debajo y al costado de la línea de siembra. Nunca se deberá mezclar el fertilizante con la semilla, debido a que existen elementos tóxicos que son nocivos para las plántulas en crecimiento.

Con respecto al nitrógeno, entre los factores más importantes que condicionan su respuesta debe tenerse en cuenta la fertilidad actual del lote (detectable por medio del análisis químico), el cultivo antecesor, los años de agricultura continua, el agua acumulada durante el barbecho junto con el agua procedente de las lluvias durante el ciclo del cultivo y el contenido de fósforo en el suelo.

Sobre la cuestión del cultivo antecesor del trigo, ya sea maíz o soja, se puede recomendar una dosis diferencial para obtener el mismo rendimiento. Si el cultivo anterior es maíz, por ejemplo, la dosis debería incrementarse un 20%. Esta recomendación es válida para el sistema de labranza, lo que equivale decir que cuando se pasa de un sistema de labranza vertical a siembra directa implica una necesidad de nitrógeno mayor (estimada en un 30%).

En años de otoños lluviosos, el perfil del suelo se encuentra cargado de agua, el nivel de nitratos es bajo y las necesidades de nitrógeno son altas, es aquí donde se recomienda agregar más fertilizante nitrogenado. Por el contrario en años secos para el mismo periodo, la recomendación es utilizar menos de fertilizante. En ambos casos para disminuir los riesgos de fraccionar las dosis de nitrógeno a aplicar. En una forma más correcta, podemos decir que la dosis de nitrógeno puede variar desde 30 hasta 100 kilos por hectárea, lo que representa entre 60 y 200 kilos de urea por hectárea.

En el caso del potasio si bien son reconocidas las considerables reservas de este nutriente en los suelos pampeanos, lo cierto es que ya existen evidencias que marcan la disminución del mismo en los suelos agrícolas. De allí que teniendo en cuenta las experiencias realizadas, se sugiera considerar la fertilización potásica donde en el suelo se verifiquen niveles inferiores de 300 ppm de potasio intercambiable.

En el caso del azufre, la forma más práctica de corregir la deficiencia de azufre es reemplazando la urea o el nitrato de amonio de las fertilizaciones con el sulfato de amonio.

La deficiencia de zinc es altamente probable en suelos alcalinos, ante esta característica es corregible con el agregado de sulfato de zinc al 0,7%.

El manejo de la fertilización, que supone una serie de pasos consecutivos y la adopción de decisiones a medida que avanza el ciclo del cultivo, exige tomar como punto de partida un análisis del suelo para determinar con precisión la fertilidad del lote. Este análisis realizado correctamente, es una herramienta fundamental para determinar las necesidades de nutrientes de un suelo y hacer más eficiente el uso de los fertilizantes.
 
Para acompañarte en esta campaña te recomendamos dos fertilizantes que cubren la demanda de macro y micronutrientes que tus cultivos necesitan:
 
FERTILIZANTE FOSFITO FACYT
 
Este fertilizante foliar está compuesto por una alta concentración de fosfito de potasio. El fósforo en forma de ión fosfito estimula la producción natural de fitoalexinas y activa los mecanismos de autodefensa en las plantas. Actúa como sinergizante de fungicidas en el control de patógenos haciendo más efectiva su acción. De fácil y rápida disolución en agua y especialmente formulado para utilizar en aplicaciones foliares, solo o en mezcla con fungicidas.
 
FERTILIZANTE FACYT COMPLETO
 
Las aplicaciones foliares de FERTILIZANTE FACYT COMPLETO benefician al cultivo en los periodos de mayor demanda nutricional, dejando sus nutrientes rápidamente disponibles para la planta, sobre todo en situaciones de estrés ambiental.
 
Dejanos tu contacto para brindarte un asesoramiento personalizado y acompañarte durante todo el proceso productivo de tus cultivos.
 
Fuentes: InfoCampo, Bolsa de Comercio de Rosario, Facyt, Agrofy News, INTA y La Nación.
Ir arriba
Hola ¿Podemos ayudarte?